No se ha añadido ninguna twiki todavía.

Trastorno psíquico, o mental, cuyo diagnóstico y tratamiento incumbe a la psicopatología, base científica de la psiquiatría. Se distinguen dos grandes grupos: psicosis y neurosis. Las psicosis son trastornos psíquicos graves de la personalidad del individuo, que perturban gravemente su vida psíquica, en particular su manera de pensar, sentir y comportarse. Se dividen, por su origen, en exógenas y endógenas. A las primeras, pertenecen las psicosis de origen externo, por ejemplo, las de agotamiento y las infecciosas (envenenamiento, por ejemplo). A las endógenas, de origen hereditario en general, pertenecen la neuropsicosis (la epilepsia), las psicosis degenerativas (como la esquizofrenia, la paranoia, las manías, las psicosis maniacodepresivas), las psicosis orgánicas (como la demencia senil, ciertas parálisis), etc. Normalmente, el enfermo de psicosis pierde su relación con la realidad y necesita de tratamiento y cuidados institucionalizados.

-S. Freud-

Las neurosis, término que aparece en el s. XVIII, utilizado por vez primera por el médico escocés W. Cullen, son aquellas enfermedades mentales que suponen una perturbación de los nervios sin causa anatómico-patológica. No implican un trastorno grave de la conducta, pero sí suponen una disfunción de la personalidad del individuo, sobre todo en sus relaciones con los demás. No suponen, sin embargo, pérdida del contacto con la realidad y de la propia situación. Freud, para quien son manifestaciones de un conflicto de represión, distingue las neurosis en:

a) neurosis actuales: debidas a trastornos afectivos, vegetativos y motores momentáneos (como estados de ansiedad, de angustia, de miedo, neurastenias, etc.);

b) psiconeurosis: o neurosis de defensa con manifestaciones somáticas, cuyo origen se debe a fenómenos de represión interna (histerias, fobias), y

c) neurosis traumáticas: debidas a un origen traumático, pero con los mismos síntomas que las actuales y las psiconeurosis.

La histeria (de hystéra, útero; se creía antiguamente que el útero exacerbado afectaba al cerebro) es la neurosis más estudiada y la que ha intervenido de forma principal en el origen del psicoanálisis. Es un estado psíquico que presenta diversos trastornos psíquicos y síntomas corporales sin origen orgánico. Aparecen en las personas que tienen una predisposición congénita (hay histerias adquiridas), con ocasión de una vivencia afectiva traumática que no son capaces de elaborar de manera normal. Las manifestaciones somáticas -corporales-, consisten en rigidez, convulsiones, desvanecimientos, parálisis, alteraciones profundas de la sensibilidad, pérdidas del habla, dolores de cabeza, temblores, alteraciones cardíacas, etc. Emocionalmente, las personas histéricas son muy excitables, inconstantes, débiles y manifiestan un psiquismo infantil. No manifiestan, por lo general, perturbaciones en su inteligencia.

Histerias de conversión son aquellas que consisten principalmente en trastornos físicos sin base orgánica.

Los fenómenos disociativos, manifestaciones histéricas, que suponen cierta disociación en la personalidad del individuo, se manifiestan como amnesias acerca de uno mismo, sonambulismo, o personalidad múltiple.

La enfermedad mental (Trad. cast.: La enfermedad mental o de la desesperación y el pecado, Guadarrama, Madrid 1969.) es, por otro lado, el título de una de las obras de Søren Kierkegaard, cuyo tema central es la «desesperación»; ésta representa la enfermedad del «eterno morir, pero sin morir» y «una autodestrucción impotente» del hombre que se ve abocado, sin poder evitarlo, a ser algo que él mismo no ha decidido, porque lo que significa y es su yo ha sido determinado por Otro.


Bibliografía sobre el concepto

  • Jarne, A., Talarn, A., Manual de psicopatología clínica. Herder, Barcelona, 2015, 2 ed.

Comentarios

  1. Todos
  2. Los más valorados

No se ha añadido ningun comentario todavía.

0 entradas — página 1 /1
| Ir a página

No se ha añadido ningun comentario todavía.

0 entradas — página 1 /1
| Ir a página