MontañaEH.jpg

El monte Fuji representado por Katsushika Hokusai (1760-1849)

No se ha añadido ninguna twiki todavía.

La montaña simboliza el lugar donde se une lo de arriba y lo de abajo, el cielo (símbolo) y la tierra. La falda de la montaña continúa las cualidades de la tierra y por ello es múltiple; por el contrario, la cima representa la sublimación de la materia y, en consecuencia, es el vínculo trascendente del hombre con los dioses. Un ejemplo de ello se halla en la historia de Moisés que recibe las tablas de la Ley sobre la montaña del Sinaí. También en Grecia, los dioses olímpicos habitaban en las cimas de las montañas, donde los hombres les construían templos que pudieran convertirse en su morada: el Olimpo, la Acrópolis.... En la tradición cristiana se han construido ermitas e iglesias en las cimas y los Inmortales taoístas se retiraron a sus cumbres. Las montañas sagradas están en el centro del mundo, incluso señalan el eje del universo que se mueve a su entorno. Son relevantes las montañas volcánicas, pues muestran el fuego interior de la tierra. En la India, y los países colindantes, la cordillera del Himalaya está considerada como como un dios y los ríos que nacen en ella –el Ganges y el Indo principalmente– significan las diosas madres que nutren a los hombres, los animales y las plantas, es decir a toda la creación.


Bibliografía sobre el concepto

  • Juana Inés de la Cruz, Obras completas. FCE, Mexico, 1976.